La Factoría de Ideas se ha vuelto envuelta en alguna que otra polémica durante los últimos meses.

Quienes seguimos a esta editorial ya sabemos que además de publicar los libros en papel, los típicos libros de siempre que encontramos en cualquier librería, también están haciendo un importante esfuerzo para llegar a los lectores de libros electrónicos.

Factoría de Ideas y los ebooks

Lo normal es que poco después de publicar sus obras en papel, hagan lo mismo en formato ebook. Y aunque los precios normales no son para tirar cohetes, sí que hace promociones de vez en cuando con ebooks a precios especiales y muy baratos, cerca de un euro. Algo de agradecer a La Factoría de Ideas.

Y no hablamos de obras que no interesan a nadie, sino de libros que son casi novedades, que se han publicado hace no mucho y que son obras de autores de nivel.

¿Dónde está pues la polémica? Pues bien, en su página de Facebook han aparecido varios mensajes reclamando que supuestamente estarían publicando los libros en formato ebook sin tener permiso para ello. Insisto en que esto hay que tomarlo con mucha prudencia, pues hasta que se demuestre lo contrario sólo son rumores y no datos confirmados.

Lo cierto es que han sido varios los comentarios, y es que al parecer los contratos con varios autores les permiten publicar las novelas en español… y ahí no está claro si los términos de los contratos se refieren sólo a ediciones en papel y por tanto los ebooks no entran a formar parte de dicho acuerdo.

Esto afecta a esta editorial, pero son muchas las que se encuentran en la misma situación. Son contratos firmados antes de la aparición de los libros digitales. Las cosas han cambiado desde entonces y no está claro qué incluye y qué no cada uno de estos acuerdos editoriales.

Y es que ahora es muy habitual que cualquier persona se informe sobre qué ebook comprar. Incluso hay páginas especializadas en informar de estos ebooks, como Librista.es o la americana Goodereader por citar un par de ejemplos.

Practicamente cualquier lector habitual sabe qué es un Kindle y casi todos tienen o han probado ya la experiencia de leer en un ebook.

Así que algunos autores que en su día cedieron los derechos de sus obras en español a editoriales, ahora no se ponen de acuerdo de si dichos derechos incluyen la publicación de las obras en formato ebook.

Por parte de las editoriales, es normal que una vez que han pagado la traducción del libro y ha sido publicado y promocionado en España, ahora también quieran llegar al nuevo público en formato ebook.

Personalmente se me antoja un poco extraño que no se de por descontado que el formato ebook está incluído en un contrato con una editorial. Al fin y al cabo es un soporte más, al igual que lo es el libro de bolsillo.

También es cierto que en los nuevos contratos entre editoriales y autores, estos últimos reciben un mayor porcentaje de ingresos en la venta de cada ebook, ya que ahí es el prestigio del autor y no tanto el trabajo de la editorial lo que logra llamar la atención del público.

En cualquier caso, este tipo de desajustes y falta de sintonía sólo perjudican al usuario, ya que se retrasa o entorpece la publicación de los libros que le interesan en formato electrónico. Y al final resulta más sencillo recurrir a métodos alternativos para encontrar el libro que les gusta en ebook.