Personas adictas a la tecnologia

Personas adictas a la tecnologia

Estadísticas de adicción a las pantallas

Vivimos en un mundo digital. La tecnología ha cambiado nuestra forma de trabajar, comunicarnos, comprar e incluso hacer ejercicio. La mayoría estaría de acuerdo en que los avances tecnológicos han hecho nuestra vida más fácil y divertida. Pero la desafortunada realidad es que también han traído consigo cierta negatividad.

El auge de Internet ha facilitado más que nunca el trabajo, la comunicación y la socialización en línea. Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que el 8,2% de la población mundial tenga problemas de adicción a Internet.

En particular, las tasas declaradas varían considerablemente. Las estimaciones van desde el 0,3% hasta el 38%. Esta amplia gama refleja la falta de criterios de diagnóstico universales y cuestionarios de evaluación para determinar la prevalencia real de la adicción a la tecnología.

Los seres humanos son adictos a la tecnología. Uno de los datos más preocupantes es que la gran mayoría de los estadounidenses no puede pasar un día sin conectarse a Internet. Más inquietante aún es el dato de que el 31% de los estadounidenses está en el ciberespacio casi constantemente.

Las estadísticas de adicción a los teléfonos móviles de los adolescentes pintan un panorama sombrío de la dependencia de los teléfonos inteligentes de los adolescentes. Los estudios han revelado que alrededor del 78% de los adolescentes consultan sus dispositivos móviles cada hora. Es más, el 72% siente la necesidad de responder inmediatamente a los mensajes que recibe, mientras que el 45% utiliza Internet todo el tiempo.

  Inventor tecnologia arn mensajero

Adicción a las redes sociales

El desarrollo de la tecnología y de Internet nos ha hecho a nosotros y a nuestros hijos mucho más vulnerables a su naturaleza adictiva. Es crucial controlar nuestro uso y comprender qué otras precauciones podemos tomar para protegernos a nosotros mismos y a nuestros hijos de la adicción a Internet y a la tecnología.

Podemos definir la adicción a la tecnología como un tipo de trastorno del control de los impulsos en el que la persona está expuesta a los efectos negativos de la tecnología como resultado del uso excesivo de ordenadores, Internet, videojuegos y dispositivos móviles.

También podemos definir el término adicción a Internet como otro término paraguas. Abarca una serie de comportamientos y problemas de control de los impulsos relacionados con Internet, los ordenadores personales y la tecnología móvil. Puede presentarse en forma de trastorno del juego, adicción a las redes sociales, adicción a las pantallas, etc.

Los trastornos del juego son las únicas adicciones que han sido diagnosticadas y reconocidas por la OMS. Es uno de los más comunes entre los niños. Lee nuestro artículo sobre los síntomas y tratamientos de la adicción a los videojuegos para saber más sobre los trastornos relacionados con el juego. Mejor aún, realiza nuestra encuesta sobre la adicción a la tecnología y descubre hasta qué punto eres dependiente de los juegos.

Cómo frenar la adicción a la tecnología

Las relaciones poco saludables con la tecnología, como los teléfonos móviles, los ordenadores, los juegos y las redes sociales, pueden tener consecuencias destructivas, tanto física como psicológicamente. Las vidas pueden verse perjudicadas por el extenso y desordenado tiempo “online”.

  Tecnologia replace aire acondicionado

Si crees que tu dependencia de la tecnología está causando problemas en tu vida, debes buscar ayuda. La recuperación de una adicción a la tecnología es posible, y una intervención temprana suele producir resultados más positivos.

Algunas personas se recuperan de la adicción sin tratamiento profesional, y no hay un único camino. Sin embargo, la evidencia es clara: el tratamiento profesional funciona y hace más probable que las personas inicien la recuperación y continúen con ella.

Un primer paso eficaz puede ser una consulta con un terapeuta de adicciones o con un psiquiatra especializado en adicciones. Dependiendo de la gravedad de la adicción, los pacientes pueden recibir apoyo en un entorno ambulatorio o participar en un programa intensivo de hospitalización.

Las personas más cercanas al enfermo suelen culparse a sí mismas, pasando por una serie de emociones que van desde la desesperación, la depresión y la culpabilidad hasta la ira y la frustración, lo que les deja exhaustos y con dificultades para afrontar la situación, además de sentirse impotentes a la hora de afrontarla.

Lección de inglés sobre adicciones

Los autores no trabajan, consultan, poseen acciones o reciben financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no han revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.

Aunque cada vez se reconoce más el problema, los usuarios aún no son conscientes de cómo la tecnología digital está diseñada para facilitar la adicción. Formamos parte de un equipo de investigación que se centra en la adicción digital y a continuación presentamos algunas de las técnicas y mecanismos que los medios digitales utilizan para mantenerte enganchado.

  Nuevos puestos de trabajo gracias a la tecnologia

Las tecnologías digitales, como las redes sociales, las compras en línea y los juegos, utilizan un conjunto de técnicas de persuasión y motivación para que los usuarios vuelvan. Entre ellas se encuentran la “escasez” (una instantánea o un estado sólo están disponibles temporalmente, lo que te anima a conectarte rápidamente); la “prueba social” (20.000 usuarios han retuiteado un artículo, así que deberías conectarte y leerlo); la “personalización” (tu feed de noticias está diseñado para filtrar y mostrar noticias en función de tus intereses); y la “reciprocidad” (invita a más amigos para conseguir puntos extra, y una vez que tus amigos forman parte de la red es mucho más difícil que tú o ellos se vayan).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad