Tecnologia de los smartphones

Tecnologia de los smartphones

Primeros smartphones

Antecedentes: La salud móvil (mHealth) es un campo de rápido crecimiento con el potencial de transformar la prestación de asistencia sanitaria. Se han desarrollado tecnologías de teléfonos inteligentes que se han integrado en el sistema de timbre de llamada de los pacientes para que el personal sanitario reciba las llamadas; sin embargo, faltan pruebas de alta calidad que respalden la implantación y evalúen la eficacia de estos dispositivos en un entorno sanitario.

Métodos: Se utilizó un grupo de discusión semiestructurado y entrevistas para recabar las experiencias de las enfermeras con la tecnología de los teléfonos inteligentes. Las entrevistas se grabaron en audio, se transcribieron y se sometieron a un análisis de contenido para identificar los temas emergentes de los datos.

Resultados: Las entrevistas con las enfermeras proporcionaron información sobre las ventajas y los problemas del uso de los teléfonos inteligentes en el ámbito clínico. Las enfermeras participantes identificaron múltiples beneficios, como la gestión del tiempo y la comodidad, la priorización, la seguridad del paciente y la mejora de la relación enfermera-paciente.

Conclusión: Los beneficios de la tecnología de los teléfonos inteligentes son múltiples, tanto para las enfermeras como para los pacientes. Los hospitales que se proponen introducir la tecnología de los teléfonos inteligentes deben educar a los pacientes y a las familias sobre el uso clínico de los mismos para evitar percepciones desfavorables. La tecnología de los teléfonos inteligentes debe ser interoperable con la historia clínica electrónica para optimizar la comunicación interprofesional y el intercambio de información sobre los pacientes.

Primer smartphone táctil

Los modernos smartphones son ahora la plataforma preferida a la hora de acceder a la información.  Hace años utilizábamos infinidad de dispositivos para consultar el tiempo, hacer fotos, leer el correo electrónico o escuchar música.  Sin embargo, hoy lo encontramos todo en nuestro smartphone

  Funda universal smartphone 5 pulgadas

Los teléfonos móviles se han convertido en una extensión de nosotros mismos y han cambiado nuestras vidas para siempre.  El 80% de la población mundial tiene un teléfono móvil y más de mil millones de ellos son smartphones.  Miramos nuestros teléfonos una media de 150 veces al día, y algunas personas se ponen muy nerviosas si se olvidan de llevar su teléfono.

También se espera que las pantallas sean más brillantes y se plieguen de diferentes maneras; las cámaras serán tan avanzadas que amenazarán a las réflex de gama alta, y los asistentes digitales de su interior serán aún más inteligentes.

Imagina que te quedas sin batería y no llevas cargador.  Eso no será un problema dentro de unos años, ya que se espera que los próximos dispositivos inteligentes puedan cargarse de forma inalámbrica a través del aire.  No será como la carga inalámbrica actual: se podrían utilizar ondas de radio, lo que también sería mejor para el medio ambiente.

La invención del teléfono móvil

Los primeros teléfonos inteligentes se comercializaban sobre todo para el mercado empresarial y trataban de unir la funcionalidad de los dispositivos de asistencia digital personal (PDA) independientes con la compatibilidad con la telefonía celular, pero estaban limitados por su forma voluminosa, la escasa duración de la batería, la lentitud de las redes celulares analógicas y la inmadurez de los servicios de datos inalámbricos. Estos problemas se resolvieron finalmente con el escalado exponencial y la miniaturización de los transistores MOS hasta niveles submicrónicos (ley de Moore), la mejora de la batería de iones de litio, la mayor velocidad de las redes digitales de datos móviles (ley de Edholm) y unas plataformas de software más maduras que permitieron que los ecosistemas de dispositivos móviles se desarrollaran independientemente de los proveedores de datos.

  Los mejores smartphones chinos

La mejora del hardware y la mayor rapidez de las comunicaciones inalámbricas (gracias a estándares como LTE) han impulsado el crecimiento del sector de los smartphones. En el tercer trimestre de 2012, se utilizaban mil millones de teléfonos inteligentes en todo el mundo[2]. Las ventas mundiales de teléfonos inteligentes superaron las cifras de ventas de teléfonos fijos a principios de 2013[3].

A principios de la década de 1990, el ingeniero de IBM Frank Canova se dio cuenta de que la tecnología de chip e inalámbrica se estaba volviendo lo suficientemente pequeña como para utilizarla en dispositivos de mano[5]. El primer dispositivo comercialmente disponible que podría denominarse propiamente “smartphone” comenzó como un prototipo llamado “Angler” desarrollado por Canova en 1992 mientras trabajaba en IBM y demostrado en noviembre de ese año en la feria de la industria informática COMDEX[6][7][8] Una versión refinada fue comercializada a los consumidores en 1994 por BellSouth bajo el nombre de Simon Personal Communicator. Además de realizar y recibir llamadas de móvil, el Simon, equipado con pantalla táctil, podía enviar y recibir faxes y correos electrónicos. Incluía una libreta de direcciones, un calendario, un programador de citas, una calculadora, un reloj mundial y un bloc de notas, así como otras aplicaciones móviles visionarias como mapas, informes bursátiles y noticias[9].

Tecnología móvil

Está claro que los smartphones pronto serán aún más inteligentes.  A mediados de la década de 2000, los teléfonos móviles sólo podían hacer una pequeña fracción de las cosas que sus homólogos modernos son capaces de hacer.  Ahora, gracias a una serie de avances tecnológicos recientes, parece que en el futuro no faltarán nuevas funciones de los smartphones que nos mantengan cada vez más apegados a nuestros pequeños dispositivos digitales. Aquí tienes 12 que deberías tener en cuenta.

  Curso de fotografía con smartphone

Aunque la mayoría de las pantallas de los smartphones actuales son capaces de mostrar una amplia gama de colores increíblemente saturados, la mayoría de ellas no se adaptan demasiado bien a las diferentes condiciones de luz. La investigación y el desarrollo apuntan ahora a los cristales fotónicos como respuesta a esta limitación.

En lugar de emitir luz brillante como las pantallas LCD u OLED, una pantalla de cristal fotónico cuenta con nanoestructuras que se adaptan y modifican en función de la cantidad de luz ambiental en un entorno determinado. Aunque la pantalla fotónica requiere una fuente de luz externa para ser visible, ésta podría integrarse fácilmente en el cuerpo del teléfono, al igual que en los lectores electrónicos como el Kindle Paperwhite.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad