Categorías
Aplicaciones control

Cómo hackear Whatsapp

¿Cómo puedo hackear una cuenta de WhatsApp? Una pregunta que ha ido ganando terreno al mismo tiempo que la app de mensajería ha ido ganando usuarios. Lo cierto es que no es algo complicado, de hecho sorprende lo fácil que se puede hacer, aunque no se debe actuar sin antes detenerse a pensar.

No lo decimos de forma baladí. Debes saber que hay unas condiciones legales que cumplir, como también que existen métodos que son bastante peligrosos. Pero para eso estamos aquí, porque te vamos a ilustrar por completo en la materia explicándote las técnicas más destacadas y seguras, las mejores aplicaciones e incluso todo lo que necesitas antes de empezar.

hackear whatsapp

Cosas que necesitas antes de hackear el whatsapp

A la hora de hackear una cuenta de WhatsApp para hacer cosas como espiar los chats de esta app, necesitas pasar por un proceso de preparación previo. No es nada fuera de lo normal, de hecho, es algo bastante frecuente en todo lo relacionado con espiar teléfonos móviles, cuentas de redes sociales o incluso apps de mensajería, como es el caso que corresponde en esta ocasión.

Aquí vamos a ver cuáles son esas cosas que necesitas para poder hackear una cuenta de WhatsApp. Vamos a hacer un repaso sencillo, pero claro y directo. No queremos que tengas ni problemas legales, ni complicaciones técnicas, ni tampoco que te lleves sorpresas desagradables. Por eso, antes de seguir adelante, vamos a hacer una aclaración de lo más importante: todos los métodos que vas a ver aquí son completamente legales.

Aunque la legalidad de esto es algo que recae sobre tus hombros finalmente, como veremos más adelante. Sin adelantar más acontecimientos, vamos a comenzar por explicarte uno de los primeros aspectos a cubrir: poder manipular el móvil que tiene la cuenta a hackear.

Tener acceso al móvil con la cuenta a piratear

Es prácticamente esencial que puedas tener acceso al teléfono móvil en el que esté abierta la cuenta que vas a hackear. Aunque existe algún método que puede no necesitarlo, lo habitual es que sea necesario coger el terminal para poder modificar varios ajustes e incluso instalar alguna aplicación.

Y sí, necesitarás instalar apps, de hecho hablaremos de ellas más adelante al presentarte las mejores aplicaciones para espiar y hackear WhatsApp. Estas herramientas son fundamentales para lo que queremos conseguir aquí, o lo que quieres conseguir, aunque también te vamos a presentar algún que otro método que no las requiere.

Aun así, elijas el camino que elijas, vas a tener que realizar ciertas modificaciones al terminal y a la cuenta de WhatsApp objetivo para poder hackearla. De hecho, en los casos más complejos habrá que rootear o aplicar jailbreak, Android o iOS respectivamente. No son lo más habitual, pero conviene tenerlo en cuenta, ya que son procesos que requieren algo más de tiempo y también ciertas nociones sobre móviles e informática.

Cumplir las exigencias de la ley

La otra faceta de la preparación previa es cerciorarse de que no habrá problemas con la ley. Aquí hemos de insistir de nuevo en que nuestros métodos son completamente legales, así que no vas a tener problema alguno en este sentido si decides seguirlos.

No obstante, como ya hemos adelantado anteriormente, gran parte de la responsabilidad en este sentido es tuya. Y es que tienes que asegurarte de que el contexto en el que vas a espiar cumple una de las dos condiciones impuestas por la ley vigente.

¿Cuáles son? Pues son algo bastante sencillo. De hecho, lo que debes comprobar es que el usuario de la cuenta te da su permiso para hackearla o, en su defecto, está bajo tu tutela legal. Solo necesitas cumplir una de estas dos pautas para poder ponerte manos a la obra sin miedo.

Pautas que, por cierto, también se extienden a otros aspectos como espiar los chats de Messenger y que, curiosamente, dan carta blanca a los padres. Si eres un progenitor que quiere ver las conversaciones de WhatsApp de sus hijos, prácticamente no tendrás que detenerte en este apartado, porque la ley te ampara.

«¿Y si decido no cumplir estas condiciones?». Si es así, te aconsejamos que te detengas. Las consecuencias de seguir pueden implicar desde multas hasta penas de cárcel.

Ceñirte a nuestras indicaciones

Lo último que necesitas saber antes de ponerte manos a la obra para hackear cuentas de WhatsApp no es una obligación, sino una recomendación. No te salgas de las indicaciones que vamos a darte aquí.

Es un consejo que te damos porque puedes caer en la tentación de buscar aplicaciones de hackeo de WhatsApp por tu propia cuenta. Y te puede salir bien; pero también te puede salir horriblemente mal. Muchas veces, el software espía que hay por redes no es más que una tapadera para colar malware que robe información o ataque a dispositivos.

Algo bastante peligroso, que puede desembocar en situaciones tan complicadas como el secuestro de información privada o los chantajes. Por eso, si quieres moverte con total seguridad, cíñete a lo que te vamos a explicar y no experimentes demasiado por tu cuenta.

Cómo piratear WhatsApp gratis

Sí, se puede hackear WhatsApp sin tener que pagar; de hecho, si te interesa ojear redes sociales, también debes saber que puedes piratear Instagram y otras muchas plataformas también sin pagar. Existen métodos gratuitos y fiables que dan muy buenos resultados.

Aunque no debes buscar por tu cuenta, por lo que hemos explicado anteriormente. Las herramientas gratuitas que suelen poblar la red son muy peligrosas. Por eso, lo mejor es que sigas los métodos que vamos a ver aquí. De hecho, uno de ellos implica usar una aplicación que sí funciona y sí es segura.

¿Y cómo puedes piratear una cuenta de WhatsApp sin herramientas ni nada por el estilo? Aprovechando los pequeños fallos de seguridad de esta aplicación a través de las técnicas que vamos a ver a continuación.

Usando la webapp WhatsApp Web

Por si no lo sabías, existe una versión de WhatsApp para PC y navegadores conocida como WhatsApp Web. Combinar esta plataforma online con la aplicación y el perfil en el móvil del usuario que quieres hackear es lo que necesitas para poder hacer el pirateo gratuito.

¿Cómo? Solo tienes que seguir los pasos que te vamos a listar ahora mismo:

  1. En el PC que vayas a usar para monitorizar y espiar, abre la página web siguiente en el navegador: web.whatsapp.com.
  2. Coge ahora el terminal de la persona en cuestión y entra en la aplicación de whatsapp.
  3. Dentro de ella, pulsa en el menú principal accediendo a través del botón de la esquina de arriba a la derecha en la pantalla de chats.
  4. En lo que aparece ahora, debes pulsar en «WhatsApp Web».
  5. Acto seguido, pulsa el botón «+» para añadir una conexión. En el caso de que se active automáticamente la cámara, pasa al siguiente punto.
  6. Enfoca el código QR que tendrás en la pantalla del PC con la cámara del teléfono y espera unos segundos.
  7. Al hacerlo, verás que los chats de la cuenta de WhatsApp se han abierto en el ordenador. Ya has hackeado la cuenta.

Un método así de sencillo, fácil y eficaz. Sin embargo, un método que también se encuentra bastante limitado. ¿El motivo? Sencillo. Si el usuario ve una conexión extraña desde su móvil, puede anularla y evitar que puedas seguir accediendo.

Tiene arreglo, por supuesto, dado que solo tendrías que repetir los pasos; pero cuenta con ese pequeño hándicap que dista de hacerlo perfecto.

Usando los datos de la cuenta

La forma más casera de piratear una cuenta de Whatsapp es obtener los datos de la cuenta de la persona para poder acceder por tu cuenta. Un método que se aplica tanto aquí como en otros muchos campos, de hecho, funciona muy bien a la hora de espiar Instagram.

¿Cómo hacerlo? Como hemos dicho antes, solo vas a necesitar el teléfono de la persona y un poco de tiempo. Aunque esta vez hay que sumar también otro teléfono para conectar. ¿Lo tienes? En ese caso, sigue estos pasos:

  1. Coge el teléfono que tiene la cuenta de WhatsApp y prepara también el dispositivo con el que quieres acceder a ella.
  2. En este último, debes descargar la aplicación de WhatsApp e instalarla en limpio. Si ya estaba instalada, bórralo absolutamente todo de ella para no dejar rastro alguno e instala de nuevo.
  3. Una vez instalada, abre la aplicación y procede para crear una cuenta de usuario. La diferencia, esta vez, es que vas a usar datos de una cuenta ya creada, la de tu objetivo.
  4. Cuando necesites introducir datos, introduce los del perfil a hackear: nombre y número de teléfono, para empezar.
  5. El teléfono será necesario para validar la identidad, de hecho, verás que al terminal objetivo llega un SMS con el código de seguridad.
  6. Copia dicho código e introdúcelo en el formulario del dispositivo en el que estás conectando. Es fundamental que, antes de hacer esto, desconectes de la red por completo el teléfono original con la cuenta.
  7. Al terminar con esto, verás que se abre WhatsApp y podrás ver todos los mensajes que lleguen.

Haciendo este método tan sencillo, habrás pirateado el perfil de whatsapp de una forma asombrosamente fácil. En caso de que tengas problemas a la hora de introducir la clave y demás, lo único que tendrás que hacer será modificar la MAC de tu terminal para que sea la misma que la del terminal que tenía la cuenta originalmente. Así, falsearás por completo la conexión y WhatsApp no dará inconvenientes. Aunque no es algo que suela suceder.

Usando una app gratuita de Android

El último método gratuito que vamos a ver para hackear whatsapp es una aplicación conocida como Sniffer. Su objetivo principal no son los chats de esta aplicación de mensajería, sino los de todas las que haya en una red inalámbrica.

Es una app válida solo para Android, por lo que no podrás aplicar este método si usas iPhone. Además, suma algún que otro requisito más por el camino: el protocolo de seguridad de esta debe ser mínimo y tanto tu dispositivo como el de la cuenta a hackear deben estar conectados a la misma red Wi-Fi. Si no puedes cumplir eso, mira otro método, porque no puedes aplicar esto.

Si lo puedes cumplir, entonces sigue los pasos indicados a continuación:

  1. Descarga Sniffer en tu teléfono. Es un archivo apk que encontrarás fácilmente en la red, pero que te exigirá modificar ajustes para poder instalarlo por no ser de la tienda ofiical.
  2. Cuando lo tengas instalado, procura conectarte a la misma red que tu objetivo y espera a que este empiece a usar WhatsApp.
  3. En ese momento, abre la aplicación Sniffer, que has tenido que instalar previamente.
  4. En ella, pulsa la opción «ARP-Spoof» y, tras esto, pulsa «Start».
  5. En segundos, comenzarás a ver los mensajes de las apps de mensajería de los dispositivos conectados a la red. Ya lo tienes.

El problema de Sniffer, además de los requisitos que tiene, es que no hace un hackeo como tal de WhatsApp, sino que monitoriza toda actividad en la red. Es demasiado amplia en ese sentido, pero sigue consiguiendo su cometido, que no es otro que darte acceso a las conversaciones.

Cómo hackear WhatsApp con programas avanzados

El otro camino para conseguir piratear una cuenta de WhatsApp es utilizar los programas avanzados. Aquí ya nos adentramos en terreno profesional, dado que hablamos de aplicaciones de rastreo y de monitorización, de herramientas que a veces apuntan al sector profesional debido a las funciones que brindan.

Recurrir a esta opción implica dos cosas: poder hacer mucho más que hackear una cuenta de whatsapp y tener que pagar. En efecto, estas soluciones no son gratuitas, de hecho, exigen el abono de cuotas que pueden ser desde mensuales hasta anuales. Pero debes saber algo, si utilizas las mejores apps para espiar Android o iPhone aquí, no te vas a arrepentir del dinero invertido.

También hay que hacer una puntualización más, y es que la inmensa mayoría de estas aplicaciones siguen el mismo método de instalación y de uso. Algo tremendamente beneficioso para el usuario, ya que no tiene que seguir procesos específicos para cada herramienta que use. Es cierto que, en ocasiones, puede haber algún software que siga un camino ligeramente distinto, pero para eso están los manuales que los acompañan, totalmente precisos y bien explicados.

Método general de las aplicaciones espía

Dado que hay un método general para usar estas aplicaciones y aprovecharlas, vamos a explicarlo a continuación. Presta atención, porque te vamos a explicar cómo descargar, instalar y usar una app avanzada para hackear Whatsapp:

  1. Desde tu PC o tu teléfono, accede a la página web de la aplicación espía a utilizar.
  2. Dentro de esta, crea una cuenta de usuario con datos reales (muy importante indicar un mail al que tengas acceso).
  3. Establece un plan de pago que incluya la posibilidad de hackear y monitorizar WhatsApp. Al hacerlo, tendrás que elegir cómo pagar y con qué método.
  4. Al terminar con estos dos puntos anteriores, accede a tu correo electrónico para ver un mensaje del equipo de la app. Ábrelo.
  5. Cuando entres, verás que hay links de descarga de la app, manuales de instalación y uso y licencias para poder utilizar la herramienta.
  6. Coge ahora el teléfono con la cuenta de WhatsApp a piratear y descarga la aplicación en él para instalarla.
  7. Cuando la hayas instalado, modificando los permisos de forma adecuada según las indicaciones del manual que venía en el correo, inicia sesión con la cuenta que creaste.
  8. Coge ahora el teléfono que vas a usar para el hackeo e instala también en él la aplicación.
  9. Al terminar de instalarla, haz login con la misma cuenta que en el punto 7.
  10. Ahora, dentro de la aplicación, selecciona el dispositivo objetivo y ve a la parte de WhatsApp. Ya puedes verlo todo del perfil del usuario.

El método como tal no es difícil, pero sí que requiere cierta preparación previa. Si recuerdas las indicaciones que te dimos al comienzo de esta guía, habrás caído en la cuenta de lo importante que es modificar los ajustes del teléfono para poder instalar aplicaciones «de origen desconocido».

Esto es importante no solo por eso, sino también porque es posible que tengas que rootear o instalar jailbreak. Aunque no todas las apps espía lo exigen, algunas sí lo necesitan para poder funcionar a pleno rendimiento y ofrecer funciones como el modo oculto.

Cuáles son las apps más recomendadas para hackear WhatsApp

Ya has visto los mejores métodos para hackear cuentas de WhatsApp. Ahora, vamos a seguir viendo lo más destacable, pero esta vez dentro de las aplicaciones espía. Vamos a ver cuáles son las mejores apps para hackear cuentas de WhatsApp.

Repasaremos esto explicándote las características de cada una y viendo algunas propuestas entre las que figuran incluso algunas de las mejores aplicaciones para espiar iPhone. El software que vas a ver aquí es totalmente seguro y fiable, de hecho, es tremendamente fácil de manejar y muy potente, además de contar con los precios más ajustados.

¿Te interesa? Pues sigue leyendo, porque aquí va el top 3 de apps para hackear whatsapp.

YouPy

Sin duda, la mejor herramienta espía que hay para Android actualmente. YouPy puede no ser compatible con iPhone, pero eso no es para nada un problema, ya que hablamos de una de las mejores herramientas de monitorización que hay actualmente en el mercado. Muy pocas pueden ofrecer lo que ofrece, y más por el precio que lo hace.

Muy completa en cuanto a funciones y herramientas, destaca porque te permite ver todos los chats de whatsapp y piratear la cuenta con suma facilidad. Si miramos, además, más allá de la app de mensajería, tenemos que es muy versátil, dado que es capaz de hacer cosas tan dispares como indicar la batería restante del dispositivo objetivo, la ubicación en la que se encuentra o las apps más usadas. Puede hasta grabar o hacer fotos a través de las cámaras, tomar capturas de pantalla y acceder a perfiles en RRSS.

Puede hacer mucho y funciona perfectamente para lo que queremos con WhatsApp. Lo más interesante de todo esto es que ofrece varios planes de pago diferentes, y entre ellos se encuentra uno realmente completo y económico. El plan Avanzado anual cuesta unos 7,50 euros mensuales y te deja hacer de todo con el smartphone objetivo.

FlexiSpy

Otra de las aplicaciones espía más contundentes y conocidas del momento. FlexiSpy destaca por su versatilidad y por contar con un abanico de herramientas de monitorización tan amplio que puede incluso abrumar. Por suerte, lo distribuye en un menú fácil de manejar y totalmente intuitivo.

Funciona tanto con Android como con iPhone, amén de con ordenadores o a través de un portal web. En cuanto a sus posibilidades, ni que decir tiene que te deja acceder a la cuenta de WhatsApp con total facilidad, ver mensajes, contenidos compartidos, llamadas, grupos, estados y un larguísimo etcétera. Pero no se queda solo ahí, ya que te muestra historiales de navegación, lugares visitados físicamente, contactos más frecuentes, ficheros almacenados, apps utilizadas y un larguísimo etcétera.

Su etcétera es tan largo que acaba repercutiendo en su precio. El caso anterior era bastante barato, pero este no lo es. El plan Premium, que es el mejor por el equilibrio entre precio y prestaciones, tiene una cuota anual de 149 dólares, que equivale a unos 10 euros mensuales aprox.

Spyzie

Nuestra última propuesta no tiene nada que envidiarle al resto ni por prestaciones, ni por compatibilidades, ni por posibilidades. Spyzie es de lo mejor del mercado ya no solo con respecto a WhatsApp, sino con respecto al espionaje de dispositivos en general.

Una herramienta muy completa y con un genial diseño, que revela historiales de WhatsApp, archivos compartidos y llamadas realizadas, amén de estados y contactos. Por supuesto, no se limita a eso, ya que geolocaliza, registra la actividad en el navegador y con las apps, permite ver el correo, llamadas, mensajes de texto, contenido multimedia y muchísimo más. Es como tener el smartphone en tus manos.

Y eso es algo que se traduce en el precio. Aunque cuenta con planes diferentes para Android y para iOS, en ambos casos el mejor camino es la licencia Pro anual, que abarca la inmensa mayoría de funciones y que cuesta unos 16,6 dólares al mes.

¿Te convence alguna de esta propuesta, te convencen todas? Todas son herramientas muy potentes y flexibles, de hecho son especialmente interesantes si no quieres limitarte solo a rastrear, espiar y piratear WhatsApp. Por eso, da igual la que elijas, porque todas funcionan perfectamente y dan buenos resultados.