Categorías
Aplicaciones control

¿Cuál es la mejor aplicación para controlar el móvil de mi hijo?

Dado que cada vez los usan con más frecuencia, los padres también se preocupan cada vez más por ello. Los teléfonos móviles son herramientas tan útiles como necesarias, de ahí que seamos más y más propensos a darle uno a nuestros hijos incluso en edades tempranas. No solo por su familiarización, sino por lo útil que puede ser para tener una comunicación directa cuando sea necesario.

Claro está, los smartphones modernos ahora están conectados a internet permanentemente, y eso implica exponerse a muchos riesgos, sobre todo en el caso de los niños. De ahí que quieras saber de aplicaciones para controlar el móvil de tu hijo, y de ahí que aquí te podamos ofrecer todo lo que necesitas.

Repasamos las mejores apps de control parental del mercado, tanto las de pago como las gratuitas. Además, también te vamos a explicar qué necesitas para poder usarlas sin problema alguno.

app control movil hijo

Qué necesitas para usar aplicaciones de control parental

Todo lo que tiene que ver con espiar un teléfono móvil pasa, antes por una serie de requisitos fundamentales. No puedes ir corriendo a descargar aplicaciones o modificar ajustes para poder controlar el móvil de tus hijos. Antes, tienes que detenerte para ver qué hace falta y qué necesitas si quieres tener éxito al aplicar nuestros métodos y usar las herramientas que te vamos a presentar.

Generalmente, tendríamos que hablarte del apartado legal en primer lugar, dado que es sumamente relevante en todo lo que tiene que ver con la monitorización. Después de eso, deberíamos proceder con el apartado técnico. No obstante, esta vez lo vamos a hacer diferente.

Te preguntarás por qué, y la respuesta es bien sencilla. Un padre que quiera controlar el móvil de sus hijos no necesita preocuparse por la faceta legal, ya que la ley lo ampara. Lo explicaremos mejor en uno de los siguientes apartados, pero, si ya has leído nuestra guía sobre cómo espiar las conversaciones de tus hijos en Facebook, intuirás a qué nos referimos.

Acceso al móvil de tu hijo

El apartado técnico podría dejarse llevar por cientos de florituras, pero la base de este requisito es que puedas acceder al móvil de tu hijo. Y no solo eso, sino que también puedas encenderlo, entrar en sus ajustes, modificar parámetros y, por supuesto, instalar aplicaciones.

Lo decimos porque es esencial. Si no puedes hacer esto, te será imposible aplicar cualquiera de las técnicas o usar las propuestas que te vamos a explicar. Las apps de control parental, al igual que sucede con las aplicaciones de monitoreo, tienen que instalarse también en el terminal objetivo. De hecho, algunas hasta exigen que modifiques ciertos ajustes del terminal.

Afortunadamente, aquí te vas a librar del engorroso proceso de rooteo o jailbreak que sí suele haber cuando hablamos de herramientas para, por ejemplo, espiar chats de Messenger. La mayoría de propuestas de control parental que vamos a ver están en Google Play Store, y las que no, no necesitan llegar a modificaciones tan profundas del sistema operativo.

¿Cumplimiento de leyes?

Cumplir las leyes es fundamental cuando se habla de monitorizar o controlar dispositivos ajenos, sobre todo porque no hacerlo puede traducirse en multas o penas de cárcel. No es un tema baladí, aunque sí que es algo que un padre puede pasar por alto, y que tú mismo puedes hacer.

¿Por qué? Porque para poder controlar el móvil de otra persona, o espiarlo, es necesario cumplir solo una de las dos condiciones legales vigentes. Una de ellas es que la persona a espiar dé su consentimiento. La otra es la interesante aquí, ya que asegura que se puede actuar en este sentido si la persona a monitorizar está bajo tu tutela legal.

Ni que decir tiene que, a ojos de la ley, un padre siempre será el tutor legal, salvo contadísimas y muy particulares excepciones. Por lo tanto, no tienes que preocuparte por cualquier posible repercusión legal. Vas a poder controlar el móvil de tu hijo sin problemas. De hecho, hasta podrías hackear su cuenta de Instagram si lo quisieras.

Controla el móvil de tu hijo con las funciones nativas de su teléfono

Por si no lo sabías, al igual que sucede con las redes sociales y casos como aquellos de padres que quieren espiar las conversaciones de sus hijos en Facebook, los teléfonos móviles cuentan con funciones de control parental nativas. ¿Qué significa esto? Que el propio sistema operativo del terminal te brinda las herramientas de control necesarias para controlar el móvil de tu retoño.

Es algo que está disponible tanto en Android como en iOS/iPhone, y que aquí te vamos a explicar si no quieres tener que descargar programas, aplicaciones, ni nada por el estilo. Es fundamental, como ya hemos adelantado, que puedas coger el smartphone de tu hijo durante unos minutos, ya que tendrás que modificar ciertos parámetros dentro de este.

No son procesos difíciles, y además son soluciones tan fiables como gratuitas. Si quieres ver cómo hacerlo, tan solo sigue leyendo, porque te lo vamos a explicar todo.

Control parental de Android

El sistema operativo de Google, Android, cuenta con un sistema de control parental integrado en su tienda de aplicaciones, y otro que también está disponible a través de su panel de ajustes. Vamos a explicar ambas opciones para que puedas tener un control absoluto del dispositivo de tu retoño.

En Google Play Store, tienes que acceder al menú de opciones de la misma y, dentro de esta, encontrarás un apartado llamado “Controles de usuario”. En su interior, tendrás que activar la casilla del control parental para poder activarlo. Acto seguido, se te pedirá introducir un código PIN de seguridad para habilitar/deshabilitar esta función.

Si apuestas por esta opción, tendrás la posibilidad de establecer limitaciones en cuanto a la instalación de apps en el dispositivo. El sistema se centrará en el sistema de calificación PEGI para comprobar si tu hijo puede descargar las apps que desea. Asimismo, establecerá el mismo tipo de control y bloqueo para contenidos multimedia de Google Play, sean libros, películas, juegos y demás. Todo quedará bien restringido si es necesario, evitando así problemas por mal uso.

Luego está el apartado de “Bienestar digital y control parental” que hay dentro de los Ajustes del propio teléfono. En este puedes ver la cantidad de notificaciones recibidas en el teléfono, los desbloqueos de pantalla y el tiempo que se ha gastado en cada app instalada en el terminal.

A través del panel de control que hay en esta sección, puedes añadir temporizadores para limitar las horas de utilización de las aplicaciones y bloquear su uso hasta que llegue el día siguiente. Gracias a esto, puedes marcar franjas temporales de uso muy claras para apps como WhatsApp, Telegram, Instagram y demás. No vas a poder hacer cosas como espiar las conversaciones de whatsapp, pero al menos tendrás esto a tu favor para regular su uso y evitar los abusos.

Control parental de iPhone

El control parental de iPhone y de iPad, o más bien el control parental de iOS, no presenta tantas opciones como hemos visto en el caso de Android. Aquí todo se centra en un panel destinado a los padres que quieran establecer cierto control sobre el terminal para que el pequeño no abuse de su uso o, simplemente, no descargue ni utilice apps que no deba.

Para poder activar esta herramienta, hay que recurrir al apartado de configuración del dispositivo. En este, accesible desde el menú principal, se encuentra una sección general en la que figura el campo de “Restricciones”. Hay que entrar en él, ya que ahí es donde podemos encontrar la habilitación del control parental para iPhone.

Al hacerlo, se nos pide introducir un PIN de 4 dígitos por la misma razón que en Android, habilitación/deshabilitación. Al introducirlo y activarlo todo, se controlará toda compra que se intente hacer desde el teléfono, las aplicaciones a descargar, los contenidos a los que se tiene acceso y hasta las webs que se vayan a visitar. Todo se limitará y, en caso de intentar acceder a algo controlado por esta herramienta, se pedirá introducir el PIN para comprobar si se puede entrar o no.

Apps de control parental gratuitas

Dejando a un lado las funciones nativas de control para el teléfono de tus hijos, ya tenemos que adentrarnos en los programas de terceros. Por supuesto, hay muchas herramientas, y muy buenas, de control parental que son completamente gratuitas. No tienes que preocuparte, porque las soluciones que vamos a ver son totalmente fiables, seguras y legales.

Huelga decir que, si quieres un control más avanzado, necesitarás una herramienta de pago. No es nada fuera de lo habitual, de hecho, las mejores aplicaciones para espiar móviles son precisamente de pago. Las herramientas más avanzadas suelen exigir eso, pero esto no implica que no podamos encontrar soluciones eficaces para las que no haya que pagar.

Los tres nombres que te vamos a dar ahora son propuestas realmente completas y muy capaces. Algunas de ellas, además, cuentan con versiones de pago que complementan su abanico de posibilidades. Así, si te gusta lo que ofrecen y quieres dar un paso más hacia el frente, podrás hacerlo sin tener que buscar otras alternativas. En resumen, lo mejor de las apps de control parental gratuitas lo tienes a continuación:

Kaspersky Safe Kids

Firmada por uno de los grandes referentes de la seguridad digital en internet. Kaspersky Safe Kids es una app gratuita disponible para iOS y para Android, que es perfecta para controlar el móvil de tu hijo y que cuenta con una versión sin pagos y otra con cuotas. Si quieres algo sencillo y directo, puedes quedarte con la versión gratuita; si quieres apostar por algo mucho más completo y que te dé un control casi total sobre el terminal, entonces tendrás que pagar.

Cuenta también con un periodo de prueba gratuito para tener un adelanto de todo lo que puede hacer en su versión completa. Gracias a ella, puedes empezar por controlar descargas y aplicaciones, incluso establecer horarios de uso para que el pequeño no pase más horas de la cuenta. Si quieres más, podrás ver hasta la actividad en redes sociales, espiando Instagram y otras apps, o incluso ver la ubicación del dispositivo o la batería que pueda quedarle.

Evita que entre en páginas webs inadecuadas para su edad, que utilice aplicaciones que no sean recomendables o que propongan compras online. Bloquea cualquier transacción o herramienta indebida con tan solo pulsar un par de botones. Hace que todo esto sea la mar de sencillo y que puedas respirar con más tranquilidad al ver a tu hijo usar su smartphone. Y sin tener que pagar ni un céntimo… en principio.

SecureKids

SecureKids es otra herramienta de control parental gratuita que destaca por sus cualidades y lo completa que es. Aunque lo realmente interesante de ella es que es sumamente eficaz y, mejor aún, tremendamente fácil de manejar. Hasta los padres que apenas tocan teléfonos móviles se sienten familiarizados con su interfaz en poco tiempo, cosa que dice mucho de su diseño.

Entre sus funciones no vas a poder encontrar herramientas para rastrear el teléfono ni nada por el estilo. Es totalmente gratuita y, por lo tanto, es bastante más limitada que otras propuestas que puedas encontrar en la red de redes. Su uso, básicamente, se centra en bloquear las apps, poder establecer horarios de uso y también limitar el acceso a páginas web de la red.

Todo esto lo pone sobre la mesa sin pedir el abono de ninguna cuota. Lo da directamente y con una interfaz realmente fácil de manejar para que no tengas que preocuparte por lo que hace tu hijo con el teléfono o lo que deja de hacer con él. Sí, es cierto que se encuentra bastante limitada en este sentido; no obstante, debemos recordar que no hay que pagar por ella y que, además, es plenamente compatible tanto con Android como con iOS.

Family Link

Ahora, nos vamos a otra solución que es completamente gratuita, pero que se centra solamente en un tipo de dispositivo. Family Link es una aplicación de Google que solo funciona en terminales Android. Abarca todas las versiones del sistema operativo, desde la 4.4 en adelante, y tiene como finalidad garantizar la seguridad de tus hijos al usar sus teléfonos.

De hecho, ofrece funciones de control remoto especialmente interesantes para padres. Por supuesto, no vas a encontrar aquí las funciones propias de una app para espiar Android, pero sí que tiene retazos de las mejores apps espía, y sin coste alguno. Se centra en el uso de las cuentas de Google, permitiendo así al padre vincular la suya en el móvil de su hijo para poder controlarlo remotamente.

Ver el tiempo que pasan usando el teléfono, qué apps son las más utilizadas, rastrear la ubicación del terminal al momento, limitar la visibilidad de ciertos elementos de la tienda de Google e incluso establecer filtros en el motor de búsqueda de Google. De hecho, permite hasta controlar los permisos que se pueden dar a las apps que se instalan.

A eso hay que sumar, además, la posibilidad de activar Youtube Kids, el reseteo de la clave de la cuenta Google de tu hijo y mucho más. Es un software realmente potente y muy capaz, de hecho sorprende que no tenga coste alguno. Una lástima que no pueda utilizarse también en iOS.

Ya te adelantamos que las apps gratuitas de control parental eran sorprendentemente potentes y muy capaces. Ahora, vamos a dejar esta corriente a un lado para centrarnos en otra que también te puede ser especialmente interesante. Vamos a ver las mejores aplicaciones de control parental de pago.

Apps de control parental de pago

Como sucede cuando se buscan aplicaciones para espiar dispositivos con sistema operativo Android o incluso software para espiar iPhone, al final el mejor camino y el más completo es siempre el de los programas de pago. Ya hemos visto las opciones gratuitas que hay, e incluso cómo algunas de ellas ofrecen la posibilidad de subir de nivel para pagar y obtener más funciones.

Ahora, nos vamos a centrar en ver las aplicaciones para controlar el móvil de tu hijo que son de pago. De hecho, no solo eso, sino que vamos a ir directamente a enseñarte lo mejor de lo mejor. Las herramientas más completas y seguras, las más accesibles y las que ofrecen mejores precios a cambio de todo lo que albergan en su interior.

Entre ellas verás apps destinadas única y exclusivamente al control parental, como también otras que vienen de lo mejor de las apps espía en la actualidad. Y es que, por si no lo sabías, estas últimas pueden ser realmente útiles para padres que quieren tener un mayor control sobre la actividad digital de sus retoños. Ahora, sin más dilación, os vamos a presentar nuestras 3 candidatas más firmes.

Norton Family Premier

Hablar de Norton es hablar de la firma de seguridad por excelencia. Precisamente debido a eso, no termina de sorprender que su propuesta de control parental figure entre los nombres que recopilamos, y no es para menos viendo todo lo que puede hacer. Actualmente, Norton Family Premier es la mejor del sector del control parental, o al menos la mejor de todas las que hay dedicadas en exclusiva a este cometido.

¿Por qué? Para empezar porque tiene muchísimas herramientas de control disponibles. Además de eso, cuenta con un sistema de filtros de navegación para evitar webs peligrosas, y hace exactamente lo mismo con las aplicaciones a descargar. Además, permite controlar las horas de uso y establecer límites para no tener el dispositivo en activo durante más tiempo del adecuado.

Junto a esto, también hay que destacar que permite controlar la búsqueda de vídeos, revisar las ubicaciones del terminal en tiempo real y hasta limitar las búsquedas a través del motor de Google. Hace todo eso, y precisamente es por lo que destaca actualmente sobre todas las demás apps del estilo.

La guinda llega con su precio, y es que Norton Family Premier exige el pago de una cuota única anual de 39,99 euros. Esto, que se traduce en unos 3,30 euros al mes, es una cifra más que reducida y económica. Algo accesible para cualquier familia.

Spyzie/FamiSafe

Dentro del terreno de las aplicaciones para rastrear teléfonos y para espiar, Spyzie se ha ganado un puesto muy relevante a ojos de los padres preocupados por sus hijos y el uso de teléfonos móviles. Y es que, además de ofrecer un enorme set de herramientas de monitoreo, también cuenta con un apartado totalmente dedicado al control parental.

A través de este, Spyzie ofrece una propuesta conocida como FamiSafe. Esta app compañera está disponible tanto para iOS como para Android y, de hecho, puede descargarse en las tiendas oficiales de apps. Con esta herramienta puedes controlar por completo el móvil de tu hijo.

Detectar fotos sospechosas, controlar las horas de uso, bloquear apps y webs a través de filtros, evitar el contenido explícito, geolocalizar y contar con notiifcaciones, y mucho más. Es una herramienta completísima y con una interfaz totalmente amigable y accesible.

Actualmente, cuenta con una oferta con la que se puede optar por el plan anual a un precio de 2,99 dólares al mes. Es realmente barata para todo lo que ofrece y, además, puede acompañar a Spyzie para ofrecer ya una monitorización y control absoluto del dispositivo, llegando a ofrecer incluso opciones de control remoto para el terminal. Aunque, si se añade Spyzie, entonces ya nos adentramos en el abono de cuotas más elevadas. 

YouPy

El último nombre que vamos a ver ya vira por completo hacia el sector de las apps espía, de hecho, actualmente es la mejor aplicación para monitorizar Android que hay. YouPy es una herramienta que solo funciona con el sistema operativo de Google para móviles, pero eso para nada es un problema, ya que ofrece una gran cantidad de herramientas espía ideales para padres.

Desde ver conversaciones de WhatsApp de tus hijos hasta la actividad en redes sociales o hacer capturas de pantalla. Este software es muy capaz en todos los sentidos y no necesita rooteo para funcionar al 100%, lo que simplifica su instalación. Con esta app puedes revisar todos los SMS, grabar a través de las cámaras o incluso por el micrófono del dispositivo, ver agendas de contactos, descargar archivos y hasta manipular el terminal en remoto.

Tiene mucho más disponible, como funciones de geolocalización o de grabación de llamadas, entre otras muchas más opciones. Y en cuanto a su precio, eleva un poco el listón frente a las demás. Escogiendo el plan Avanzado anual tienes acceso a la mayoría de sus herramientas por unos 7,40 euros mensuales.

Estas son nuestras propuestas, y estas son las mejores herramientas que vas a poder encontrar para controlar el móvil de cualquiera de tus hijos. Son soluciones tan profesionales como accesibles y, además, como has podido comprobar, no tienen unos precios para nada elevados. En el caso de que busques algo más centrado en el espionaje para móviles, puedes encontrarlo, aunque ya te adelantamos que tendrás que pagar mucho más al mes.